miércoles, marzo 1

BurnStation




Acaba de cerrar Arco y algunos medios se extrañan de que todavía ciertas prácticas artísticas no tengan presencia en la feria. El caso es que existen otro mundos, afortunadamente, aunque sin el eco mediático ni la visibilidad de Arco. En Transmediale, Platoniq, con centro de operaciones en Barcelona, han conseguido el segundo premio. Según el jurado han premiado su proyecto Burn Station “por estar basado en sofware acorde con los principios de la cultura libre y debería ser visto como un intento de premiarles por sus intervenciones en espacios institucionalizados de arte contemporáneo y no sólamente como reconocimiento de las posibilidades que Burn Station ofrece para la distribuciónd e datos y música”.

Platoniq, como ellos mismo se definen “es una plataforma de selección y producción de proyectos que relacionan nuevas tecnologías con cultura. Platoniq se mueve en el terreno, tanto de la comunicación, como en el campo de la creación digital. Su trabajo se centra en la búsqueda de puentes entre el trabajo de agente cultural y productor. El punto central se encuentra en la interacción entre las nuevas tecnologías, la cultura popular y el evento social; todo ello con la intención de establecer conexiones entre Internet/ nuevos media (definido como “on lie”) y espacio físico público (definido como “on site”).

El proyecto Burn Station “se basa en el desarrollo de un software/servidor propio. Este kit de distribución libre de audio-texto se comporta como un self-service de contenidos digitales. Se trata de una base de datos local para mp3 y texto que automatiza el proceso de selección y grabación-impresión de archivos. El primer tipo de contenidos del sistema es música de net labels, libre de derechos.

http://www.platoniq.net/burnstation/

4 Comments:

Blogger art is not enough said...

En directa realción con este imporante tema entorno a la circulación del conocimiento, dentro de muy poco empezarán en Málaga las Jornadas Críticas sobre la propiedad intelectual ( 9, 10, 11 y 12 de marzo)


Las últimas jornadas sobre copyleft y propiedad intelectual tuvieron lugar en junio de 2004 en Arteleku, Donostia. Ahora le toca el turno a Málaga los días 9, 10, 11 y 12 de marzo. Las actividades recogidas en el programa van desde talleres de edición de vídeo o audio con software libre a presentaciones sobre diversidad de temas: Patentes de software y farmacéuticas, alternativas a al edición de libros o experiencias concretas como la Burnstation de Platoniq, premiados en la última transmediale.

El viernes a las 17:00 tendrá lugar una mesa redonda sobre Artes visuales, diseño gráfico y propiedad intelectual, en la Fundación Picasso. Coordinada por Federico Guzmán, miembro del colectivo GRATIS, Óscar Abril Ascaso, artista sonoro y organizador del ciclo Copyfight de Barcelona, Natxo Rodríguez, miembro del grupo promotor jornadas Kopyleft Donosti 2005, Aítor González, diseñador grafico y artista y Santi Eraso, director de Arteleku y colaborador jornadas copyleft de 2004 y 2005.

11:02 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

No comprendo la necesidad de hacer confluir las prácticas postmediaticas con el espacio tradicional del arte. No creo que arco sea el lugar adecuado para este tipo de producción, al contrario. Los dispositivos tradicionales como el museo y la galería tienen sentido en tanto que acogen producciones pensadas y realizadas para ellos.

De la misma manera que resulta difícil encajar obras (si es que se puede utilizar esta calificación con esas producciones) románicas o góticas en el museo. Está claro que están ahí, pero su potencial narrativo o evocador, o sacralizado, o lo que quiera que persiguieran sus autores está pervertido (siento utilizar este adjetivo en este contexto). Es en el espacio “cultural” de la catedral donde adquieren su verdadero sentido.

Cada paradigma cultural articula sus dispositivos, el museo y la galería, hay que entenderlo ya, son los que le han dado cobertura a la modernidad. Pretender que esos dispositivos actúen como anfitriones en la presentación a las producciones postmediales en su contexto, es no entender la profundidad del cambio, y actuar como si fuera una nueva vuelta de tuerca vanguardista, despotenciando su interés y reconduciéndolo a donde siempre, al MaUSolEO

4:26 p. m.  
Blogger Dedo said...

Es cierto que intentar meter con calzador estas propuestas en los espacios tradicionales es un error, pero ¿Existe un espacio natural para las producciones postmediáticas? ¿Cuál es este espacio? ¿Es la red? ¿Es suficiente la red para no "despotenciar su interés y no reconducirlo a donde siempre, lo anecdótico?

1:29 a. m.  
Anonymous Cuchi Chávez said...

No veo donde está lo anecdótico. ¿es que el espacio del museo hace trascender lo que se expone? ¿No será esto parte del persistente efecto sacralizador del arte auratizado?

Un texto de la Société Anonyme que tal vez puede resultarte interasante es Redefinición de las prácticas artísticas s. 21.

http://aleph-arts.org/pens/index.htm

10:51 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home